Recientemente y con carácter de urgencia han sido modificados varios artículos de la ley concursal que afectan principalmente a institutos preconcursales y cuya filosofía práctica reside en garantizar el éxito de operaciones de reestructuración y refinanciación de empresas que hasta la fecha eran prácticamente inexistentes.

El RDL trata de garantizar la supervivencia de sociedades que hayan acumulado una carga financiera excesiva pero que sean viables desde un punto de vista operativo.

Como pilar esencial destaca la eficacia extra muros del concurso con que ahora se ha dotado al remozado artículo 5 bis, suspendiendo ejecuciones contra el deudor, efecto que hasta la fecha solo era posible una vez declarado el concurso. Es casi como estar en concurso pero sin estarlo y con tres matices; Tiene fecha de caducidad (4 meses máximo), solo extiende su eficacia a las ejecuciones de bienes no necesarios para la actividad (con todas las incógnitas que suscita dicha afirmación) y además el deudor puede pedir que se publique dicha comunicación para que sea conocida por el resto de operadores o bien puede reservarse dicha posibilidad y negociar con absoluta discreción.

Una vez más, el crédito de la administración pública no se ve afectado por la suspensión de ejecuciones.

Se echa en falta alguna disposición transitoria respecto de las comunicaciones previas presentadas con anterioridad a la entrada en vigor de la norma, aunque si el espíritu de la reforma es el que, a tenor de la exposición de motivos, dice ser, parece obvio que sea de aplicación tanto para las comunicaciones todavía vigentes y hechas con anterioridad al 9 de marzo de 2014 así como a las posteriores.

Por otra parte también se modifica el régimen de los acuerdos de refinanciación homologados judicialmente y el nuevo tratamiento que se le otorga al dinero nuevo.

Respecto de esto último, Actualmente solo el 50% del dinero nuevo puesto en una refinanciación se consideraba crédito extraconcursal o prededucible (Crédito contra la masa), Este porcentaje se ha elevado temporalmente al 100% durante dos años desde la entrada en vigor de la norma para incentivar la financiación adicional al resultar imprescindible para garantizar la viabilidad transitoria de la empresa y se ha extendido no solo al dinero puesto por las entidades financieras sino también a las cantidades puestas por el propio deudor o por las personas especialmente relacionadas con el mismo (en la actualidad se subordinaban dichos créditos).

Para suavizar más si cabe la posibilidad de que a partir de ahora haya dinero nuevo de verdad para empresas esta situación, el Banco de España dispensará a las entidades financieras de provisionar dichos créditos adquiriendo la condición de riesgo normal.

Por último y respecto del amplio abanico de acuerdos de refinanciación que pueden adoptarse conviene precisar que todas ellas buscan en definitiva la finalidad de mejora de la posición patrimonial del deudor, medida al fin y a la postre en la proporción que representan sus activos sobre sus pasivos exigibles de vencimiento más inmediato.

Desaparece la obligatoriedad de que un experto independiente emita un informe y se sustituye por una certificación de un auditor de que concurre la mayoría exigida.

Por último, en el caso de que en el acuerdo colectivo homologado o no se plantee una capitalización de créditos, y para potenciar esta figura, se establece la presunción de culpabilidad del concurso, si el deudor se hubiese negado a ello sin causa razonable con lo que la consecuencia más inmediata podría ser que el accionista mayoritario de una sociedad en situación de preconcurso podría verse obligado a aceptar acuerdos de refinanciación hechos a medida de sus acreedores, implicando quitas o conversiones en capital a cambio de la titularidad empresarial.

Tipologia
Homolog
Condicion
Mayorias
Capital.
Quitas
Esperas
Rescin.
Certif.
Efecto 
s/ Gar.Real
Acuerdos
Individual
Sin
Homolog
Mejorar
Patrim.
No
Necesaria
No
No
No
Si
No
Ninguna
Acuerdos
Colectivos
Sin
Homolog
Mejorar
Patrim.
No
Necesaria
No
No
No
Si
Si
Ninguna
Con
Homolog
Mejorar
Patrim.
51% PF

No
No
No
No
Si
Exceso
60% PF

Si
No
Hasta
5 años
Hasta
VG (65%)
75% PF
Si
Sin
Limite
De 5 a
10 años
Hasta
VG (80%)

Real Decreto-ley 4/2014, de 7 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial.

Enlace a la disposición publicada en el BOE