COMENTARIOS AL PROYECTO DE LEY DE APOYO A LOS EMPRENDEDORES Y SU INTERNACIONALIZACIÓN

“EL ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS”  

El artículo 21 de la Nueva de Ley de apoyo a los emprendedores añade un TITULO X a la Ley Concursal (artículos 231 a 242 nuevos) que regulan un procedimiento de negociación previo y alternativo a los ya regulados en la Ley Concursal (acuerdos de refinanciación, propuesta anticipada de convenio y convenio).

El acuerdo extrajudicial de pagos  es un procedimiento de negociación de deudas de los empresarios impulsado por la figura de los mediadores concursales, y que permite la negociación y el establecimiento de  un plan de pagos (excluidas las deudas de derecho público), anterior y fuera del procedimiento concursal.

Una breve introducción al procedimiento y un comentario de pros y contras de este nuevo procedimiento será el objeto del presente artículo.

EL ACUERDO EXTRAJUDICIAL DE PAGOS EN EL PROYECTO DE LEY DE EMPRENDEDORES.

 

Concepto: Procedimiento de negociación de deudas de los empresarios previo o alternativo al concurso de acreedores, impulsado por mediadores concursales, en el que podrán pactarse quitas de hasta el 25% de los créditos ( a diferencia de lo establecido en la Ley Concursal en la que ya sea El Convenio o la Propuesta Anticipada de Convenio, la quita máxima es del 50% del importe de los créditos ordinarios – artículo 100 LC) y esperas de hasta 3 años ( artículo 100 LC esperas de hasta 5 años).

Su duración no podrá ser superior a 3 meses.

El intento fracasado de acuerdo o su incumplimiento dará lugar a la incoación del concurso de acreedores “consecutivo”, figura introducida por el Proyecto de Ley, en la que el mediador concursal ejercerá la función de administrador concursal sin derecho a percibir más retribución que la fijada en el acuerdo extrajudicial de pagos, salvo causa justificada.

Acreedores: deberán acudir o manifestarse los acreedores ordinarios, y respecto de los acreedores con garantía real, a voluntad, no siendo obligatoria su concurrencia.

Los acreedores de derecho público no están vinculados.

El mediador concursal: deberá cumplir los requisitos de la Ley 5/2012 de 6 de julio de mediación en asuntos civiles y mercantiles, además de varios de los requisitos que permiten su nombramiento como AC (Ley Concursal).

Procedimiento: se encuentra regulado en el artículo 21 del proyecto de Ley y consta de una fase de iniciación mediante solicitud de un mediador concursal ante Notario, con la consiguiente aceptación del cargo y comunicación a los registros correspondientes y al juzgado de lo mercantil; la fase de negociaciones, con la correspondiente convocatoria de los acreedores y concesión del plazo de 10 días para asistir a la convocatoria o manifestar su aprobación u oposición; y la fase de aprobación del plan, con un voto favorable del 60% del pasivo, o si existen pagos mediante cesión de bienes del 75%.

El acuerdo puede ser objeto de impugnación mediante la vía del incidente concursal, con unos requisitos específicos para su admisión a trámite.

Incumplimiento o fracaso del acuerdo: Determina la incoación del concurso consecutivo de acreedores, con la especialidad de la subordinación de los créditos de aquellos acreedores que, en el plazo de 10 días concedido en la fase de convocatoria, no acudieran ni manifestaran su aprobación u omisión.

El mediador concursal será designado administrador concursal en el concurso consecutivo.

PROS CONTRAS
Procedimiento de negociación de deudas que puede evitar el concurso de acreedores si se cumple en plan de pagos establecido. La Administración Pública se protege y protege sus deudas. El pago de las deudas de derecho público se convierte en una prioridad, añadiéndose a la Ley Concursal una Disposición Adicional 7ª en relación al tratamiento de los créditos de derecho público en el Acuerdo Extrajudicial de pagos – en adelante AEP -. (Aplazamiento y fraccionamiento
Para la incoación del Expediente se requiere el cumplimiento de una serie de requisitos en lo que respecta a la figura del deudor:

1.Que se encuentre en situación de insolvencia, pero que disponga de la suficiente liquidez para hacer frente a los gastos propios del procedimiento (entendemos que se incluyen los honorarios del mediador concursal, por lo que no deberían ocurrir los problemas que aparecen en sede concursal cuando el procedimiento tiene como desemboque el artículo 176.2 bis)

2.Han de tener posibilidades de cumplir el acuerdo.

Establece una limitación en cuanto al pasivo a la hora de la facultad para incoar este procedimiento: 5.000.000,00 de euros.
Los acreedores con garantía real pueden acudir a la convocatoria y vincularse por el acuerdo. No se permite promover este proceso a quien tenga un acreedor potencialmente vinculado por el acuerdo que hubiera sido declarado en concurso de acreedores, lo que, dada la situación actual, reduce las posibilidades de muchas empresas.
Efecto positivo de la iniciación: una vez nombrado el mediador concursal y sea comunicado al Juzgado de lo mercantil competente en caso de concurso, los plazos de incoación en los términos del artículo 5 bis quedan afectados. Además se impedirá que el deudor sea declarado en concurso a instancia de terceros legitimados. Prohibición sobre el deudor de utilizar medios de pago electrónico durante la tramitación del AEP y obligación de devolver las tarjetas de crédito a las entidades que las emitieron (reducción de la maniobra de continuación de la actividad).
Tras la apertura del expediente se prohíbe la iniciación o continuación de ejecuciones sobre el patrimonio del deudor y en tanto dure la negociación hasta el máximo de 3 meses (duración del expediente). Se prohíbe además la anotación de embargos posteriores a la solicitud del mediador concursal (No afectan al ejercicio de las acciones frente a garantías reales) Limitación respecto a los motivos de impugnación del acuerdo en el incidente concursal.
El plan de pagos ha de incluir un plan de viabilidad y una propuesta de cumplimiento regular de las obligaciones. Designación como Administrador Concursal, en caso de apertura del concurso consecutivo de acreedores, del mediador concursal que participó en el AEP. Un mediador concursal no siempre reúne los requisitos ni características especiales que requiere una AC para ser nombrada. Esta medida ha sido valorada dudosamente por el CGPJ, ya que entienden que “esta facultad no se acompasa con el perfil y cometido del mediador”.
Es posible la cesión de bienes a los acreedores  en pago de las deudas; posibilidad que la Ley Concursal no reflejaba en su texto y que facilita, en ciertos casos, las negociaciones. La retribución como AC del mediador queda limitada a la fijada en el Expediente extrajudicial, salvo justa causa.
La norma invita a los acreedores a la concurrencia en el procedimiento. Trata de procurar que los acreedores asistan a la reunión convocada o manifiesten su aprobación o rechazo en un plazo de 10 días, con el apercibimiento de que de no manifestarse, sus créditos se calificarán como subordinados en el concurso consecutivo de acreedores. El rechazo previo a la reunión determinará la incoación de la declaración de concurso consecutivo de acreedores.  
A los efectos del cómputo de las mayorías para la aprobación del plan de pagos se tendrán en cuenta a los acreedores con garantía real.  
Los gastos del expediente en caso de apertura de concurso consecutivo se incluirán como créditos contra la masa.  
Una de las ventajas más importantes para el deudor PERSONA FÍSICA es obtener una remisión general de las deudas insatisfechas; salvo las deudas de derecho público del artículo 91.4 LC (como siempre la Administración Pública se protege), siempre que el concurso no se haya declarado culpable, el deudor no haya sido condenado por insolvencia punible o delitos singularmente relacionados con el concurso y haya pagado los créditos contra la masa, los privilegiados y al menos el 25% de los ordinarios. Una “segunda oportunidad” DESCAFEINADA PERO POSITIVA

 

 
Valoración positiva del CGPJ, con la salvedad de petición de inclusión en este acuerdo a los consumidores, ateniendo a las múltiples situaciones de insolvencia que se producen en el ámbito familiar y personal en la actualidad.  

Ateniendo a la evaluación realizada, nuestra valoración a  priori del nuevo procedimiento introducido es positiva, esperando que este mecanismo tenga efectividad en el sistema jurídico.

 

Fuente: Boletín Oficial de las Cortes Generales, proyecto de Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización; elEconomista.es; www.expansion.com; Ley Concursal.