La administración de Marsans cree que no se podrá reparar a los acreedores.

Fuente: EUROPA PRESS

La Administración Concursal de Viajes Marsans considera que la finalidad de declarar a los antiguos dueños del grupo turístico culpables de la insolvencia del grupo tendrá una eficacia «nula» ya que tanto Gerardo Díaz Ferrán como Gonzalo Pascual presentan una situación de insolvencia.

En la primera jornada de la vista de calificación de culpabilidad por la quiebra de Viajes Marsans contra el expresidente de la CEOE, su socio y la última propietaria de la empresa turística, la sociedad Posibilitum Business, los actuales responsables del holding turístico han subrayado que el fin último de hacerlo es su inhabilitación y la reparación de la deuda de los acreedores quede insatisfecha, un objetivo que es este caso «no sólo se ve lejano sino inviable».

Los actuales administradores piden que los antiguos dueños de Marsans sean declarados culpables por agravar de forma «dolosa» la insolvencia de la compañía, que sean inhabilitados para administrar bienes ajenos por un plazo de hasta 15 años, que pierdan sus derechos como acreedores y que sean condenados a indemnizar por los daños y perjuicios ocasionados con su actuación.

En este sentido, el representante de la administración ha subrayado que la causa de la insolvencia de la compañía ha sido la «grave y monstruosa» falta de liquidez de Marsans causada por las continuas salidas de fondos de la tesorería de Viajes Marsans a otras sociedades, sobre todo a la matriz Teinver, que adeuda a la compañía de viajes unos 260 millones.

La juez Ana María Gallego mantiene un embargo sobre los bienes de los tres encausados de más de 420 millones de euros para cubrir la responsabilidad solidaria de la deuda de la compañía.

La administración concursal y el Ministerio Fiscal piden hasta 15 años de inhabilitación para ejercer como administradores de empresas para Díaz Ferrán y Pascual al considerar que en su gestión de Viajes Marsans hubo «dolo eventual o culpa consciente», según el informe de calificación.

Los administradores acusan a los antiguos propietarios del Grupo Marsans -Viajes Marsans, Tiempo Libre, Viajes Crisol y Rural Tours- de utilizar la compañía como un «monedero» desde el cual traspasaban dinero a sus sociedades patrimoniales provocando así su insolvencia.

Deudas de 296 millones a Marsans

En total, el informe cifra en 296 millones de euros la deuda conjunta que acumulan las sociedades controladas por Díaz Ferrán y Pascual con el Grupo Marsans, el 88% de las cuales pertenecen a Teinver. Esta sociedad actuaba como matriz del grupo empresarial y asumía las deudas sin cancelarlas posteriormente. Por su parte, Viajes Marsans debe 45 millones de euros a otras empresas del grupo.

El pasado 11 de mayo, el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid declaró a Díaz Ferrán y a Pascual, culpables de la quiebra de Seguros Mercurio y les impuso 15 años de inhabilitación para administrar bienes ajenos, así como el pago de 12,1 millones para cubrir las deudas de la aseguradora, que también formaba parte del Grupo Marsans.

Por otro lado, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz mantiene la imputación contra ambos y el que fuera director general de la empresa turística por parte de Posibilitum, Iván Losada, por un presunto delito continuado de apropiación indebida por valor de 4,4 millones de euros procedentes de los clientes del grupo Marsans.