El PSOE ha presentado 36 enmiendas al proyecto para reformar la Ley Concursal, la que rige los procesos de insolvencia de empresas y particulares, que se centran en que estos procedimientos estén supervisados en todo caso por un único administrador nombrado judicialmente, en vez de los tres actuales.

El PSOE propone el nombramiento de un único administrador concursal «para rebajar costes», aunque se establece la posibilidad de que el juez que gestiona el concurso de acreedores pueda nombrar un auxiliar delegado.

Fuente (Expansion): http://www.expansion.com/agencia/efe/2011/06/27/16286275.html